• THIS IS OUR PROPHET

    Muhammad ̶ from the time of his childhood and youth, through the years of his prophethood, and
    up until his death ̶ has been recognized by fair-minded people..
    Read More

Muhammad (SAAWS), hijo de Abdul·lâh, nació en La Meca en el año 570 A.C. aproximadamente. Fue conocido entre su pueblo por Al-Amîn (“el fidedigno”).

Cuando Muhammad cumplió la edad de 40 años, el ángel Gabriel se dirigió hacia él con la revelación. Al principio, Muhammad recibió instrucciones de enseñar el Islam a su familia más próxima, incluyendo a su esposa Jadiÿa, y después se le reveló que debía empezar a transmitir el mensaje a toda la humanidad.

En los años posteriores, comunicó el mensaje de Al·lâh a los demás, fue un ejemplo a seguir y estableció un maravilloso papel a seguir por la humanidad. En el año 632, el profeta Muhammad dejó este mundo a la edad de sesenta y tres años.

El Profeta Muhammad (SAAWS) es conocido como “el sello de los profetas”. Fue el último profeta y fue enviado para confirmar toda la verdad que había sido revelada antes de él, incluyendo el evangelio original de ‘Îsa (Jesús).

El Noble Corán testifica que:

“Muhammad es el Mensajero de Al·lâh y el sello de los profetas”

(33:40)

El Profeta Muhammad dijo, confirmando el vínculo que existe entre él y el Profeta ‘Îsa –Jesús- : “La recompensa de aquél que cree en Jesús y luego cree en mí (Muhammad) será doble”. También dijo: “Yo soy más próximo a Jesús, hijo de María, que cualquier otra persona, porque no hubo ningún profeta entre él y yo”.

Estos dichos proféticos nos demuestran como Muhammad honraba a Jesús (que La paz sea sobre él). Además, fue una profecía que Jesús hizo en su Biblia. Más tarde, en este librillo, trataré este punto.

El Profeta Muhammad dijo, confirmando el vínculo que existe entre él y el Profeta ‘Îsa –Jesús- : “La recompensa de aquél que cree en Jesús y luego cree en mí (Muhammad) será doble”. También dijo: “Yo soy más próximo a Jesús, hijo de María, que cualquier otra persona, porque no hubo ningún profeta entre él y yo”. Estos dichos proféticos nos demuestran como Muhammad honraba a Jesús (que La paz sea sobre él). Además, fue una profecía que Jesús hizo en su Biblia. Más tarde, en este librillo, trataré este punto.

Una personalidad sublime Las personas equitativas a través de la historia vieron a Muhammad en todas las etapas de su vida (desde su infancia, pasando por su juventud y el período de su profecía, hasta su muerte) como una personalidad distinguida y sublime por su gran moral y sus características únicas.

Muhammad era compasivo, honesto, sincero, bueno, y humilde. Cada detalle de su vida privada, y dichos públicos fueron anotados con precisión y autenticidad, y fueron preservados fielmente hasta nuestros días. Fue Profeta, Mensajero, maestro religioso, reformador social, guía moral, líder, hombre de estado, amigo fiel, compañero maravilloso, marido fiel y padre cariñoso. A este respecto, Ramakrishna Rao, un profesor de filosofía indio, en su librillo Muhammad, el Profeta del Islam, le llama “El modelo perfecto para la vida humana”. El profesor Rao dice: “Es muy difícil penetrar en toda la verdad de la personalidad de Muhammad. A este respecto, Ramakrishna Rao, un profesor de filosofía indio, en su librillo Muhammad, el Profeta del Islam, le llama “El modelo perfecto para la vida humana”.

El profesor Rao dice: “Es muy difícil penetrar en toda la verdad de la personalidad de Muhammad. Me conformaré con echarle un vistazo. ¡Qué impresionante sucesión de escenas pintorescas!

DR. NAJI IBRAHIM

Vemos a Muhammad, el Profeta; Muhammad, el guerrero; Muhammad, el hombre de negocios; Muhammad, el hombre de estado; Muhammad, el orador; Muhammad, el reformador, Muhammad, el refugio de los huérfanos; Muhammad, el protector de los esclavos; Muhammad, el emancipador de la mujer; Muhammad, el juez; Muhammad, el santo.. Todos estos papeles los desempeñó de una manera sublime, en todos estos ámbitos de la actividad humana se comportó como un héroe. Históricamente, en el breve periodo de su profecía, que duró veintitrés años aproximadamente, fue capaz de cambiar totalmente la Península Arábiga.

• Del Paganismo y la idolatría, a la sumisión a un Dios Único.

• De las peleas y las guerras tribales, a la solidaridad y la cohesión.

• De la embriaguez y el libertinaje, a la sensatez y piedad.

• De la ausencia de leyes y la anarquía, a una vida disciplinada.

• De una moralidad totalmente perdida, a los más altos niveles de perfección moral. En ningún otro periodo la historia de la humanidad experimentó la completa transformación de una sociedad o de un lugar de un modo semejante... Y además todos esos increíbles cambios se produjeron en tan sólo dos décadas.

Lo que las Escrituras dicen de él

Aunque el tema principal de este librillo no es detallar todas las profecías que aparecen en otras Escrituras religiosas, en las que se predice la llegada del Profeta Muhammad, es importante mencionar que los eruditos musulmanes lo han hallado citado en las Escrituras zoroástrica, hindú, budista, judía, y cristiana.

(para obtener más informaciones acerca de este tópico, puedes visitar la página web del Dr. Zakir Naik, www.irf.net, o simplemente investigar en Internet escribiendo las siguientes palabras en el buscador: “Profeta Muhammad”, “Muhammad en la Escritura hindú”, “Muhammad en la Biblia”...etc.)

Por ejemplo, A.H Vidyrthi y U. Ali han escrito un libro titulado “Muhammad en Las Escrituras Parsi, Hindúes, y Budista”. En su maravilloso libro, “Muhammad en La Biblia”, el profesor Abdul-Ahad Dawûd, anteriormente el everendo David Benjamin, comenta las predicciones bíblicas sobre el advenimiento de un profeta que es como Moisés, diciendo: “Leemos las siguientes palabras en el libro del Deuteronomio,

capitulo 18, versículo 18: “Yo les suscitaré de en medio de sus hermanos un profeta como tú; pondré mis palabras en su boca”. Si estas palabras no se aplican a Muhammad, entonces serán un asunto no cumplido. El mismo Jesús nunca reclamó ser ese profeta. Jesús, tal como su iglesia cree en él, aparecerá como un juez, no como portador de leyes; Sin embargo, el prometido tenía que venir con una “ley vehemente” en “su mano derecha” . Deut 33.2

Los eruditos musulmanes aseguraron que esa profecía no se puede aplicar a otro que no sea Muhammad. Moisés y Muhammad eran similares en varios aspectos. Los nombres de ambos comienzan por “M”. Su nacimiento, matrimonio, misión y muerte fueron normales.

Los eruditos musulmanes aseguraron que esa profecía no se puede aplicar a otro que no sea Muhammad. Moisés y Muhammad eran similares en varios aspectos. Los nombres de ambos comienzan por “M”. Su nacimiento, matrimonio, misión y muerte fueron normales.

Ambos fueron profetas, gobernantes, líderes, y hombres de estado. Ambos trajeron una “ley vehemente”. Sin embargo, Jesús, tal como su iglesia cree que fue, difiere de Moisés en varios asuntos. Su nacimiento, su misión y su fin fueron diferentes a los de Moisés. Jesús no se casó, ni gobernó a su pueblo, y tampoco luchó en guerras como Moisés. Cabe mencionar que “un profeta de entre sus hermanos” se refiere a un profeta de entre los hermanos de Israel, es decir, los ismaelitas. En el Nuevo Testamento de la Biblia, Jesús profetizó la llegada de un confortador. Jesús declaró,

“El te dará otro defensor”

(Juan 14:16)

Jesús dijo:

“Pero os digo la verdad:

“os conviene que yo me vaya, porque si no me voy, el defensor no vendrá a vosotros; y si me voy, os lo enviaré. Cuando él venga demostrará al mundo en qué está el pecado, la justicia y la condena. Muchas cosas tengo que deciros todavía, pero ahora no estáis capacitados para entenderlas. Cuando venga él, el espíritu de la verdad, os guiará a la verdad completa. Pues no os hablará por su cuenta, sino que os dirá lo que ha oído y os anunciará las cosas venideras. Él me honrará a mí, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará”.

(Juan 16:7-14)

Entonces, ¿quién es este “otro defensor” que vendría después de Jesús? Los eruditos musulmanes afirman que sólo puede ser Muhammad, que es el único que cumple perfectamente con la profecía de Jesús por varios motivos, entre los cuales:

  • La referencia que hace Jesús sobre ese “otro defensor” no puede ser aplicada al Espíritu Santo, porque el Espíritu Santo, que según la creencia de los cristianos forma parte de la Sagrada Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Espíritu Santo, ya había estado antes y estuvo durante la misión de Jesús, según la Biblia, mientras que el defensor sólo había de venir después de él.
  • Además, Muhammad vino para advertir a la gente del pecado y ordenarles hacer lo bueno y lo correcto. Era gobernante y juez, con una “Ley” en “su mano derecha”.
  • Muhammad guiaba a la gente hacia la verdad definitiva sobre un Verdadero y Único Dios, la verdad acerca del objetivo de la vida, la ¿Has descubierto la verdad sobre él? 14 verdad acerca de la Última Vida y la Vida eterna, y sobre otras muchas cosas.
  • Nos mostró incidentes que iban a ocurrir después por varias profecías y milagros inspirados a él por el Único que se las envió, Al·lâh (Dios).
  • Muhammad era un Profeta que “no habla por sí mismo, sino que lo que escuchará, lo comunicará”. Fue el instrumento a través de quien Dios reveló Su Palabra, El Noble Corán. Y Muhammad recitó las Palabras de Dios – en el nombre de Al·lâh. La biblia predijo que “va a hablar en Mi nombre” (Deut.18.19). Efectivamente, los capítulos del Noble Corán están precedidos por la frase: En el nombre de Al·lâh. (John 16:13).
  • Muhammad y el Noble Corán, de hecho, glorificaron a Jesús. En su honor, a los musulmanes les gusta nombrar a sus hijos ‘Îsa” (Nombre árabe de Jesús). Es más, cuando los judíos preguntaron a Juan, el Bautista que quién era, negó ser el mesías, negó ser Elías y negó ser el profeta. Le preguntaron “Tú, ¿quién eres? Su testimonio fue claro y rotundo: “Yo no soy el mesías”. Y le preguntaron: “Entonces, ¿qué? ¿eres Elías?”. Y dijo: “no lo soy”. “¿Eres el profeta?”. Respondió: “No” . (Juan 1:19-21)
  • De nuevo, los eruditos musulmanes argumentan que el siguiente texto bíblico se refiere únicamente a Muhammad: “¿Eres el profeta?” Respondió: “No”. Entonces, ¿quién es? Evidentemente ese profeta no puede ser Juan, el Bautista, como él mismo da testimonio, así como tampoco puede ser Jesús. Así pues, cualquier persona sensata, honesta, sincera que busca la verdad debe preguntarse objetivamente: ¿Quién es ese profeta? ¿Quién es el verdadero profeta que vino después de Juan y Jesús para comunicar el mensaje genuino acerca de un Único Dios verdadero?Así pues, cualquier persona sensata, honesta, sincera que busca la verdad debe preguntarse objetivamente: ¿Quién es ese profeta? ¿Quién es el verdadero profeta que vino después de Juan y Jesús para comunicar el mensaje genuino acerca de un Único Dios verdadero?
DR. NAJI IBRAHIM

Él es Muhammad Lo que ellos dicen de él

Se ha escrito mucho sobre el Profeta Muhammad (SAAWS). A continuación, mostraremos algunas citas de personajes famosos:

Lamartine (el famoso historiador) dijo: “Si la sublimidad de los objetivos, la sencillez de los métodos, y la excelencia en los resultados son las tres características de los genios humanos, entonces ¿quién se atreve a comparar entre cualquier gran ombre de la historia moderna y Muhammad?”. Concluyó diciendo:

“Considerando todos los estándares a través de los cuales la grandeza humana puede ser mesurada, nos podemos preguntar: ¿Acaso ha existido un hombre más grande que él?”. (Histoire De La Turquie, Paris 1854 - Vol. II, pp. 276 - 277).

En su libro, Los 100 personas más influyentes en la Historia, Michael H. Hart dijo:

  • “Mi elección de Muhammad para preceder la lista de las personas más influyentes del mundo, puede sorprender a algunos lectores, y ser cuestionado por otros, sin embargo fue el único hombre en la Historia que consiguió extraordinarios triunfos tanto a nivel religioso como secular.

  • Hart concluyo diciendo:

    “Es esa incomparable combinación de la influencia secular y religiosa la que da derecho a Muhammad a ser considerado la figura más influyente en la historia humana”.

  • En su libro, El Islam Genuino, Sir George Bernard Shaw dijo:

    “Creo que si un hombre como él dirigiera el mundo moderno, habría tenido éxito en solucionar sus problemas, de forma que habría traído a este mundo toda la paz y la felicidad que necesita”.

  • Y añade:

    “Fue catagóricamente el hombre más notable que jamás haya pisado esta tierra. Predicó una religión, fundó un estado, estableció una nación, fijó un código moral, inició numerosas reformas sociales y políticas, estableció una sociedad fuerte y dinámica para practicar y representar sus enseñanzas y revolucionó completamente los mundos del pensamiento y la conducta humanos para todos los tiempos venideros. (El Islam Genuino, Vol. 1, 1936)

  • Mahatma Gandhi dijo:

    “Estoy más que convencido de que no fue la espada lo que abrió paso al Islam, en aquellos días, en el esquema de vida, sino que fue la extrema simplicidad, el total auto-borrado del profeta y el respeto escrupuloso de sus promesas, su intensa devoción hacia sus compañeros y seguidores, su intrepidez, su audacia, su confianza absoluta en Dios y en su misión. (periódico Young India)

  • Wolfgang Goethe (El famoso poeta europeo) creía que:

    “Él es un profeta, no un poeta, por tanto el Corán debe ser considerado como una ley divina y no como un libro escrito por un ser humano, hecho para proveer enseñanza o dar entretenimiento. (Noten und Abhandlungen zum Weststlichen Dvan, WA I, 7, 32)

  • La enciclopedia británica (Vol. 12) citó:

    ....numerosos detalles que hallamos en las primeras fuentes demuestran que era honesto y sincero, que se había ganado el respeto y la lealtad de los que también eran honestos y rectos.”

  • Thomas Carlyle, en su libro, Héroes y el héroe de adoración, dijo:

    “¿Cómo un hombre solo pudo reunir entre tribus guerreras y beduinos nómadas transformándoles en la nación más poderosa y civilizada en menos de dos décadas? ”....” Las mentiras (difamación occidental) cuyo fervor se ha amontonado entorno aeste hombre (Muhammad) son lamentables sólo para nosotros mismos.

En una obra más reciente, John Esposito (un profesor universitario de religión y de asuntos internacionales, el Director del Centro para los estudios internacionales en la Universidad de la Santa Cruz, y el Director-fundador del PABT, el centro para el entendimiento entre musulmanes y cristianos, de la Universidad de Georgetown, en EEUU, destacó en su libro El Islam:

El Camino Recto, que: “Muhammad fue una de esas grandes personalidades religiosas, profetas y fundadores de religiones, cuya distinguida personalidad y carácter inspiró una confianza y compromiso fuera de lo común. Su extraordinario éxito en atraer seguidores y crear un estado-comunidad que dominó Arabia no puede ser atribuido simplemente al hecho de que era un astuto estratega militar, sino también al hecho de que era un hombre superior...los seguidores de Muhammad le encontraron sincero, un hombre de confianza, piadoso, honesto y compasivo.” (Esposito, 2004)

Además, aclaró que Muhammad no fue el fundador del Islam, ya que no instituyó una nueva religión”.

“El Islam trajo una reforma; significaba una nueva llamada a la sumisión total (El Islam) a Al·lâh y la implementación de Su voluntad tal como fue revelada en su forma completa por última vez a Muhammad, el último o el “sello” de los profetas. Así, para Muhammad, el Islam no era una fe nueva, sino la restauración de la fe verdadera....

Citas bellas

A continuación, damos algunos ejemplos de los dichos proféticos, para que pruebes su belleza y dulzura:

  • “Una buena palabra es caridad”.
  • “Una sonrisa sincera es caridad”.
  • “El mejor de entre vosotros, es aquél que tiene el mejor carácter”.
  • “Retirar un obstáculo que puede causar daño del camino es caridad”.
  • “El mejor [aspecto] de la fe es la paciencia y la tolerancia.”
  • Un hombre preguntó al mensajero de Al·lâh: “ ¿Cuál es el mejor aspecto del Islam? Contestó: “ dar alimento y saludar a todos, los conozcas o no”.

Además,el profeta Muhamamd (SAAWS) dijo: Ciertamente que Dios, El Todo Misericordioso, cubrirá con Su misericordia a los compasivos. Ten misericordia, pues, con aquellos que están en la tierra, y El que está en los cielos, te cubrirá con Su misericordia”.

DR. NAJI IBRAHIM
  • “Ninguno de vosotros cree realmente hasta que no desee para su hermano lo que desea para sí mismo.” “No es creyente aquél que come y llena su estómago, mientras que su vecino duerme sin haber comido”.
  • • El fuerte no es aquel que tira al otro al suelo, sino aquél que se controla a sí mismo en un ataque de ira”. Ciertamente, Dios no os juzga según vuestros cuerpos o apariencia, sino que analiza vuestros corazones y observa vuestras obras de bien.
  • • El mejor de entre vosotros es aquel que mejor trata a su familia, y yo soy el que mejor trato a mi familia. El mejor de entre vosotros, es aquel que mejor trata a su mujer. El mejor en el islam es el que se comporta con más amabilidad y tolerancia. Las mejores personas son las que más benefician a los demás.

Estos son sólo unos pocos ejemplos de los sabios, maravillosos y valiosos dichos proféticos.

Practicando lo que decía y enseñaba, el tratamiento y las acciones que el profeta Muhammad intercambiaba con los demás reflejaban su personalidad sublime y única y sus extraordinarias virtudes morales, misericordia, honradez, sinceridad, amabilidad, fidelidad, modestia, generosidad, perdón, paciencia, y tolerancia, entre otras nobles características. Los relatos, ejemplos y evidencias de estos maravillosos atributos personales del último profeta son tan numerosos que no habría espacio en este libro para mencionarlos en detalle. Permíteme dar solamente un ejemplo.

Después de que sus enemigos de La Meca le rechazaron y no creyeron su mensaje, el Islam... Después de haberlo perseguido, maltratado, e incluso después de haber intentado asesinarlo varias veces... Después de haber torturado y matado a muchos de sus compañeros y personas queridas... Después de haber luchado contra él y contra sus compañeros sacándolos fuera de sus hogares, propiedades y tierras....

¿Cuál fue la reacción de Muhammad hacia estos enemigos de La Meca cuando entró allí y la liberó de la idolatría y del paganismo?

En el auge de la gran victoria de Muhammad y de los musulmanes y en el apogeo de su regocijo, éxtasis y felicidad por regresar a sus hogares en la ciudad sagrada de La Meca, el profeta Muhammad reunió a sus habitantes, que temían que se les causara agravia o que se les matara, como venganza por sus anteriores abusos y matanzas contra los musulmanes.

y les preguntó:“¿Que creéis que voy a hacer con vosotros?”. Ellos contestaron: “Eres un hermano noble e hijo de un hermano noble”. A continuación, el amable, tolerante, generoso y compasivo profeta los perdonó, diciéndoles: “Ningún daño os alcanzará”, “Podéis iros, ya que sois libres” . ¿Acaso has visto antes una escena similar? ¿Acaso has escuchado antes un relato similar?

¿Acaso puedes ahora percibir la misericordia del profeta? Describiendo este evento histórico, el profesor John Esposito declaró: “Evadiendo la venganza y el pillaje de la conquista, el profeta aceptó instalarse, garantizando amnistía en vez de empuñar las espadas contra sus antiguos enemigos. Por su parte, los habitantes de La Meca se hicieron musulmanes y aceptaron el liderazgo de Muhammad, y pasaron a formar parte de la Ummah (Comunidad Musulmana).

En el lado opuesto, ¿eres consciente de cuántas atrocidades han cometido las naciones superpotentes al atacar injustamente, invadir y torturar a otros a lo largo de la historia de la Humanidad? De verdad, cuanto más descubrimos acerca de la vida de Muhammad, más llegamos a comprender su extraordinaria conducta y personalidad, y que él es quien “¡Ciertamente, ha sido enviado como misericordia para todos los mundos! (Corán, 21:107)

El Profeta Muhammad dijo: “No he sido enviado sino para dar perfección a las sublimes virtudes morales”.

Y confirmando esta verdad, el Noble Corán dice: “ [Y ciertamente tienes sublimes virtudes morales]

(TSC, Sura 68, Al-Qalam, "El Cálamo" : Aleya 4).

Belleza del islam